Costanera de Quilmes, una familia prende fuego un árbol

Estábamos cerrando la redacción del miércoles 24/11/21, y como de costumbre una mirada al río siempre se hace, y pudimos visualizar a 150 metros el humo que salía del costado de un árbol, entre el playón del estacionamiento y el río, en intersección de Av. Cervantes y 26 Bis, al ir a verificar nos encontramos con una familia de 4 adultos y dos menores, que se habían instalado con carpas, sillas y una parrilla con carne asándose, ubicada en el interior del árbol, ya ahuecado por la inmensa cantidad de veces que lo han prendido fuego, así como se ve en la gráfica.

Se le dio aviso a la policía apenas habíamos divisado lo que estaba sucediendo, que se presentó un tiempo más tarde, mientras nosotros ya estábamos en el lugar y sacamos foto eran las 00,34 Hs, ya del Jueves 25.

El más joven de los señores, demostró no estar feliz con la fotografía y cuando le dije que tenía que apagar ese fuego cuanto antes, más molesto se puso, y agresivo entró a vociferar que,-No era el único que estaba prendiendo fuego y porque no le íbamos a reclamar a los otros, antes de estar allí parado-, y le anuncie que hasta que él no lo apagara no me iba a retirar, termino apagando el juego con el adulto mayor que luego me pidió disculpas, luego me tomé el trabajo de cumplir con lo prometido al maleducado, me dirigí a otra familia que estaba cocinando unos trozos de carne en una parrilla ubicada al costado del cordón del playón de estacionamiento al lado de su vehículo, a unos 50 metros del primer episodio, otra inconsciencia mayúscula, soplaba el viento a 30 Km./ Hs. Con rachas de 45 y 50 Km./ Hs. La policía tampoco llegó a este Encuentro del Segundo Tipo, que de buena voluntad apagó el fuego y limpio el lugar y de allí emprendí el viaje para el costado el Club Pejerrey donde supuestamente estaban haciendo fuego unos carreros, en camino me encuentro con el patrullero que estaba viniendo por pedido del destacamento, lo que le informé sobre lo sucedido y donde me dirigía, ellos me responden que a los carreros ya les habían pedido pero que todavía no apagaron el fuego, les comunico que les iba hacer apagar el fuego.

Al llegar al lugar me encuentro con un grupo de 6 a 8 personas con dos fogatas cocinando pescados, estaban pescando con redes, el carro y el caballo suelto, tengo que destacar que estos carreros fueron más educados que el primero individuo, que al explicarles el motivo de mi visita, asediaron a apagar y a limpiar, mientras llegaba el patrullero y se quedaron conmigo hasta que terminaron de apagar y nos fuimos.

Siendo ya la 01:10 Hs. de la noche y de regreso me quede en Los Únicos que estaba abierto Av. Cervantes y calle 25 donde se encontraba Juan Zaneck y Alberto Rossi y habían observado las secuencias que, amén de contarles lo sucedido me preocupaba el árbol, porque el viento podía reactivar el fuego, cosa que sucedió, empero a verse el humo que salía del árbol por lo que vuelvo y me encuentro que se estaba reviviendo el fuego, nuevamente llamó al Destacamento y me hicieron el nexo con los bomberos de la Ribera, mientras tanto comenzamos a tirarle agua pero sin éxito, el fuego se encontraba dentro del tronco, se apersonó personal policial de la garita y una patrulla urbana, y en este orden los Bomberos que tuvieron que cortar un pedazo de tronco para ingresar la manguera y así apagar el fuego, este episodio terminó 02,37 de la madrugada mientras el incendiario durmiendo en su casa…

Agradecemos al personal Policial del Destacamento de la Ribera que nos hizo el aguante, de la Garita, de patrulla urbana, a mi compañero del alma Maxi Espinosa y en especial a los Bomberos de la Ribera que siempre están presente cuando se los necesita.                                   

Debemos alertar que este hecho no son aislado, esto es una constante donde los vecinos tienen que dar la cara permanentemente con los desubicados que creen que la Costanera es un gran camping, no señores es un paseo costanero, los frentes de las casas y negocios son bombardeados con la basura, cenizas del fuego que se prende, la bosta de los caballos y del hedor de su orina, de los que te quieren acampar, orinar o defecar en frente de tu casa etc. etc. Esto se llama desorden público y quienes tienen que reestablecerlos, se hacen los desentendidos, necesitamos mayor y mejor compromiso de las autoridades para hacer respetar las leyes y Ordenanzas.   

Total
0
Shares
0 Share
0 Tweet
0 Share
0 Share
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts
Total
0
Share